comunicacion interna

¿Para qué sirve la comunicación interna en una empresa?

Los empleados de una organización son los principales embajadores de la empresa ante la sociedad, más aún desde la eclosión de las redes sociales, ya que sus opiniones son cada día más visibles e influyentes. Una buena comunicación interna genera el orgullo de pertenencia que convertirá a todo el equipo humano en defensor de la marca ante terceros. Además, si esa comunicación interna es bidireccional, facilitará información fiable que ayudará a tomar decisiones importantes a la Dirección. Los trabajadores son, al fin y al cabo, los que mejor conocen el negocio.

Conseguir la visibilidad en los medios, mantener unas redes sociales activas, alimentar el blog de contenidos relevantes y disponer de una web atractiva y usable son objetivos que ya persiguen las empresas que creen en la comunicación para impulsar su negocios. Sin embargo, a veces, empezamos la casa por el tejado y nos olvidamos del pilar fundamental de una buena comunicación, la comunicación interna.

La información dirigida a los miembros de la plantilla de una empresa ha de ser transparente y fluida, de forma que todos los empleados puedan sentirse parte del equipo y asuman como propios los objetivos de la compañía. Además, la comunicación interna permite habilitar los cauces para facilitar la línea de comunicación entre los empleados, la dirección y cada uno de los departamentos que forman la estructura empresarial.

Principales objetivos de la comunicación interna

  • Motivar a los trabajadores
  • Retener el talento
  • Transmitir la cultura corporativa: su misión, valores y estrategia
  • Cohesionar el equipo
  • Empleados defensores de la marca en cualquier canal
  • Evitar rumores perjudiciales
  • y, una de las aspectos más importantes, conseguir inputs que ayuden a tomar decisiones sobre el negocio

Para lograr todos estos objetivos, disponemos de diversas herramientas que nos pueden ayudar, como pueden ser: la intranet, newsletter o revistas internas, buzón de sugerencias, manuales corporativos, acciones de voluntariado corporativo, etc. No hay que olvidar en este listado las actividades colectivas, como convenciones anuales o celebraciones, que ayudan a mantener un buen ambiente de trabajo y una comunicación fluida.

En definitiva, la comunicación interna trata de despertar en todos los miembros el orgullo de pertenencia a la organización, de modo que sean  ellos mismos los primeros en promocionar y difundir las virtudes de la empresa. Al mismo tiempo, permite conseguir información de gran valor que ayuda a dirigir la estrategia de la compañía hacia el éxito.

La inmensa mayoría de las grandes empresas españolas ya han entendido el potencial de una buena comunicación interna, pero es, todavía, una asignatura pendiente para muchas pymes, que deberían comenzar a tenerla en cuenta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.