snapchat

Snapchat, el Whatsapp efímero que se nos viene encima

Snapchat es una aplicación móvil, disponible para iOs y para Android, que permite el envío de mensajes en forma de fotografía, vídeo y texto y que está arrasando en los países anglosajones. Se trata de una herramienta de comunicación muy parecida al Whatsapp, pero con una diferencia clave, los mensajes son efímeros, es decir, se autodestruyen a los pocos segundos de ser leídos o vistos.

Aunque no es una red social propiamente dicha, Snapchat actúa como tal, interrelacionando a miles de usuarios y facilitando el envío de contenidos entre personas individuales y grupos. El funcionamiento de Snapchat es muy sencillo, permite añadir contactos y enviarles mensajes en forma de fotos o vídeos, que pueden ir acompañados o no de texto. Sin embargo, y ahí está el valor añadido de esta aplicación, cuando se envía un mensaje, el emisor programa el tiempo durante el cual el receptor podrá ver ese mensaje (entre 1 y 10 segundos), antes de que desaparezca. Además, el emisor ha de mantener presionada la pantalla del móvil mientras lo está visionando, porque cuando deja de presionar, el mensaje también se borrará automáticamente.

A primera vista, no parece que esta limitación en la duración del mensaje sea tan atractiva, pero, de hecho, sí lo está siendo. Snapchat ha sido la red que más ha incrementado el número de usuarios en todo el mundo a través de dispositivos móviles durante 2014, con un aumento del 54%, por encima del 50% registrado por Facebook, y el 43% de Pinterest o Instagram. A través de esta aplicación se envían ya más de 350 millones de fotos al día. Incluso Facebook, ante el éxito de la marca del fantasmita amarillo, intentó comprarla por 3.000 millones de dólares y fracasó.

Los jóvenes, casi adolescentes, son los principales defensores y usuarios de Snapchat, una aplicación que les permite enviar mensajes que luego desaparecen, evitando, así, que nadie pueda juzgar sus contenidos en el futuro. Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Irlanda y Canadá concentran el mayor número de seguidores de esta red.

Pero ¿cuál es la clave del éxito de Snapchat?

  • Rapidez. Es una de las Apps más rápida a la hora de tomar una fotografía o un vídeo con el móvil y compartirlos.
  • Visual. Snapchat permite editar las imágenes con efectos y filtros que las hacen más atractivas. Combina dos de los elementos que más atraen al público joven: la imagen y la comunicación instantánea de mensajes directos.
  • Imperfección. Acaba con la exigencia de la perfección de otras redes sociales, como Pinterest o Instagram. Los contenidos son efímeros, se autodestruirán a los pocos segundos, por lo tanto, no importa que sean imperfectos. De hecho, suelen ser incluso más reales, ya que uno de los usos más extendidos por los usuarios es retratar momentos de su vida cotidiana.
  • Intimidad. Facilita la difusión de contenido muy privado. No se puede ignorar, las imágenes con contenido sexual e íntimo tienen mucha aceptación en las redes sociales. Snapchat permite difundir ese tipo de imágenes privadas sólo a quién tú quieres y con la tranquilidad de que se borrarán en pocos segundos para evitar que lleguen a terceros o incluso acaben convirtiéndose en virales.

Pese a ese crecimiento de Snapchat en el número de seguidores y usuarios, las empresas parecen no haberse fijado todavía en las posibilidades comerciales y de marketing de esta herramienta. Puede ser porque, de momento, el público más afín a esta red es el de los jóvenes y adolescentes, y por ello las marcas no han considerado importante hacerse un hueco en Snapchat. Sin embargo, se trata de los consumidores, no sólo futuros, sino de un presente ya inminente y habría que tener en cuenta cuáles son sus preferencias en cuanto a herramientas de comunicación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.