estrategia de marketing global

Pasos para desarrollar una estrategia de marketing global

En toda estrategia hay objetivos, mediciones y un planteamiento muy bien estudiado. Por esta razón, en una estrategia de marketing global tenemos que dejar sobre la mesa los pasos que debemos seguir con total claridad. Piensa hacia dónde te diriges y hallarás el camino para triunfar.

Empecemos por la base de los cimientos.

¿Qué es una estrategia de marketing global?

Una estrategia de marketing global va más allá que cualquier tipo de estrategia empresarial, puesto que es un conjunto de acciones que planteamos para hacer realidad los objetivos con los que sueña una empresa a corto, medio y largo plazo.

Pero, dejando de lado este aspecto, una estrategia de marketing global hace referencia a la globalización, es decir, trata de lograr que una marca tenga todos sus elementos de comunicación implicados universalmente para poder acceder a un mercado mayor, para acceder al conjunto global de su público objetivo.

Hoy en día podemos acceder a los productos y servicios de cualquier lugar gracias a todas las posibilidades que Internet nos ofrece actualmente. En esta nueva era, no hay que conformarnos con una cobertura nacional, ni mucho menos local, motivo por el que una estrategia de marketing (y hasta el propio desarrollo de marca) debe ser mucho más compleja.

Pasos para crear una estrategia de marketing global

Marca en tu planning los pasos que te recomendamos seguir para desarrollar una buena estrategia de marketing global.

Conoce a fondo tu plan de empresa

Lo primero de todo es echar mano del plan de empresa con el que has definido tu modelo de negocio, analizado a la competencia, realizado un análisis DAFO y definido a tu público objetivo.

Si no lo has hecho todavía, empieza a desarrollar este gran documento que te servirá de guía para tomar las decisiones de tu empresa más importantes. En cambio, si ya lo tienes, es un buen momento para actualizarlo, ya que hay muchos ítems que pueden estar cambiando constantemente.

Así pues, ponte al día y fíjate en cuáles son las últimas tendencias de tu sector.

Identifica los elementos que funcionan en todas partes

Tienes que poner a trabajar a todo tu equipo. Parte de la base de que desarrollar una estrategia de marketing global debe tener los mismos pasos que una estrategia “normal”, solo hay que pensar a un nivel mucho mayor del que estamos acostumbrados.

En una estrategia de marketing global hay que ir a lo seguro, pero sin perder de vista los gustos y necesidades de nuestro target. Este doble lenguaje, el de la particularidad de un target, y el de la globalidad de todo un conjunto de lugares, hace que tengamos que jugar con más conjuntos de campañas. Pero piensa que no hay un imposible.

Simplifica las grandes ideas

Para jugar en esta gran liga a veces hay que simplificar nuestro mensaje, ya que de esta forma será más fácil llegar a quienes queremos llegar.

Además, si lo hacemos de esta forma, podemos ir de las grandes a las pequeñas ideas, para llegar de lo global a lo local, y no a la inversa. Se trata de comenzar con lo genérico e ir concretando a lo específico. Es decir, nuestro mensaje tiene que llegar primero de una forma más masiva para impactar y, tras una serie de mediciones, ir creando campañas más específicas, acercándonos a los mercados que más nos interesa.

Estudia la posición de tu marca

A la hora de llevar a cabo una estrategia de marketing a nivel global, hay que tener en consideración cuestiones de enfoque y mentalidad, aspectos que van más allá del lenguaje. Es evidente que no piensan igual ni tienen el mismo nivel de tolerancia en todos los países, de manera que hay que estudiar cómo es el tipo de consumidor al que nos enfrentamos en cada zona para evaluar la posición desde la que partimos.

Por ejemplo, el CMO de Nestlé, Tom Buday, explica en Expansión.mx que para una estrategia de grandes magnitudes la forma de comunicar cada mensaje debe estar estrechamente vinculada a la cultura de cada país. Aún así, “es importante entender que no todas las marcas son globales”, ya que para ello se precisa entender las necesidades locales de los consumidores para poder ser creativos.

En este proceso, más que buscar las diferencias que nos separan, hay que hallar los puntos que nos unen y que tenemos en común entre unos consumidores y otros. De esta forma, podrás crear dinámicas y hacer que todos se sientan identificados.

Recuerda que puedes contar con nuestro equipo para trabajar juntos en tu estrategia de marketing global.

Esperamos haberte sido de inspiración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.