transformación digital necesaria

¿Tu negocio necesita una transformación digital?

Hoy en día la digitalización de los negocios está en boca de todos debido a sus muchas ventajas, que en la mayoría de casos suponen la diferencia entre una empresa que triunfa y una que no sobrevive. Y tú, ¿sabes si tu negocio necesita una transformación digital? A continuación te explicamos en qué consiste este proceso y cómo puedes saber si ha llegado el momento de aplicarlo a tu negocio. 

¿Qué es la transformación digital? 

La transformación digital es la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas y procesos que componen una empresa con el objetivo de aumentar su competitividad gracias a la optimización de esos procesos, a la mejora de su productividad y el valor añadido de los productos o servicios que se ofertan a los clientes. 

Es decir, la transformación digital no consiste en que las empresas adquieran productos tecnológicos (ordenadores, impresoras, ERPs…), sino en que adopten las tecnologías necesarias para que los procesos de toda la organización sean digitales. Se trata, pues, de un cambio en la propia cultura empresarial. 

Ventajas de la transformación digital 

Como hemos comentado, la transformación digital permite a las empresas mejorar su competitividad. Pero, ¿cómo exactamente?, te estarás preguntando. Básicamente la transformación digital permite a las empresas impulsar una cultura de innovación que les servirá para mantenerse en la vanguardia de su sector y conseguir reducir tiempo y costes, además de mejorar la comunicación interna y externa. Esto también supone que la organización se adapte mejor a los imprevisibles cambios del entorno y ofrezca soluciones rápidas. 

Además el análisis de datos y una mejor comunicación con el cliente permite identificar nuevas oportunidades de negocio, y también ofrecerle una experiencia mejor, lo cual fortalece su relación con la empresa y supone una gran ventaja competitiva

Cómo saber si tu negocio necesita una transformación digital

Ahora que ya sabes en qué consiste la transformación digital y cuáles son sus ventajas la pregunta es: ¿en qué momento necesita mi negocio dar ese paso? Para saberlo basta con plantearte tres sencillas preguntas: 

  • ¿Conoces cómo es la experiencia de tu cliente? Es decir, ¿sabes qué opinión tienen de ti quienes han adquirido tus productos o servicios? Si la respuesta es negativa tu negocio necesita una transformación digital, pues esto te permitiría analizar tu modelo de negocio e implementar mejoras en campos como la logística y los envíos, los modelos de pago, la información que le interesa al cliente sobre los productos o servicios que ofreces, las necesidades que se precisan cubrir… 
  • ¿Los equipos que componen tu organización son efectivos? Si no estás empleando las tecnologías clave para la transformación digital y los procesos de tu negocio tienen un amplio margen de mejora (por ejemplo las compras a proveedores, la gestión del stock, la comunicación con los clientes…), entonces tu negocio necesita una transformación digital. 
  • Tu negocio, ¿es innovador? ¿Invierte en tecnología? ¿Facilita a sus empleados el aprendizaje de esas tecnologías? ¿Implementa cambios según las tendencias del entorno? Si no es así, es el momento de llevar a cabo una transformación digital. 

Tecnologías clave para la transformación digital 

Si efectivamente tu negocio necesita una transformación digital, tendrá que adaptar algunas de las tecnologías principales que se suelen aplicar en estos casos, que son las siguientes:

  • Internet de las cosas (IoT): se trata de interconectar todos los dispositivos digitales de la empresa para que estos puedan recibir y emitir datos desde unos hacia otros. Gracias al internet de las cosas se pueden optimizar los procesos y mejorar la conexión y, por tanto, la movilidad. 
  • Data science: hablamos del Big Data que permite ordenar y dar sentido a conjuntos ingentes de datos que la empresa puede extraer de múltiples fuentes y utilizar para tomar decisiones estratégicas; y del Small Data, apto para empresas más pequeñas, y que permite analizar cantidades de datos más pequeñas sobre la parte más comercial de los negocios. 
  • Inteligencia artificial (IA): la inteligencia artificial permite aprovechar el machine learning (aprendizaje automático) de las máquinas para diversos fines, por ejemplo, para automatizar la cadena de procesos, controlar los accesos a la información o mejorar la atención al cliente. 
  • Computación en nube: la computación en la nube permite a las empresas acceder de forma rápida al software que necesitan, a todas sus funciones y actualizaciones, a la vez que almacenan todos sus datos en Internet. Así, las capacidades informáticas de la empresa se vuelven prácticamente ilimitadas. 
  • Blockchain: esta tecnología descentralizada facilita el intercambio no solo de información, sino también de bienes y servicios, de forma directa, sin necesidad de que intervenga un tercer agente en la operación, garantizando la privacidad de los usuarios y la seguridad del proceso. 

¡Y recuerda! Antes de lanzarte debes abrir un proceso estratégico y de reflexión para que el proceso se lleve a cabo de forma correcta, ya que se trata, como hemos visto, de una operación muy compleja que cambiará para siempre el funcionamiento de tu empresa. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.