marketing online para médicos

Guía de Marketing online para médicos: Definición y funcionamiento

Muchas personas consideran el marketing como un canal para obtener más ventas, un medio para promocionar ciertos productos o servicios. Otras lo vinculan directamente con las diversas formas de hacer publicidad. Aunque no van tan desencaminados, lo cierto es que el marketing va mucho más allá. Antes de que comiences a confundirte, te aclaramos algunos conceptos para que puedas comprender todos los entresijos del marketing online para médicos.

 El marketing, entendido como un enfoque de gestión empresarial que trata de acercar empresa a las personas y viceversa, se presenta como un elemento de innegable importancia para incrementar la calidad de los servicios en el sector médico.

¿Qué es el marketing y cómo funciona?

 Como nos indica el vocablo “market” de la palabra marketing, para hablar de marketing debemos hablar de mercado, ya que es sinónimo de mercadotecnia. Según el diccionario, el marketing es el conjunto de técnicas que persiguen mejorar la comercialización de un producto a través de sus estrategias, estudios y medidas de análisis. Una disciplina encargada de analizar las necesidades de su público objetivo (en este caso, los pacientes) y el comportamiento del mercado para atraer, retener y finalizar al mismo procurando la plena satisfacción de sus deseos.

 Para explicar cómo funciona el marketing de manera integral debemos hacer referencia a las 4Ps del marketing sobre las que teorizó E. J. McCarthy, cuatro variables que, a su vez, conforman el concepto de marketing mix y que son básicas para definir las estrategias de marketing de cualquier organización. Estas son producto o servicio, entendidos como las claves para satisfacer las necesidades de los usuarios; punto de venta o distribución (facilitando el acceso al producto o servicio); precio y promoción, concebida como todas aquellas acciones de comunicación destinadas a divulgar el mensaje de nuestras estrategias.

Sin embargo, con las nuevas técnicas del marketing digital estas 4 ps han evolucionado hacia unos conceptos que se ajustan más al nuevo escenario en el que nos encontramos.

  • Personas: Las marcas, más que dirigirse a un cliente, se dirigen a personas, algo que se hace aún más evidente cuando se trata de pacientes.
  • Personalización: Una respuesta a la masificación homogénea de la era digital.
  •  Participación: Para involucrar al usuario y poder sumar más votos de confianza.
  • Predicción: Para sacar un mayor partido de todos los datos que podemos medir a nivel online y optimizar el retorno de las campañas.

Empezar a aplicar estrategias de marketing en el sector médico

 Para que funcionen las estrategias de marketing, debemos diferenciar varias etapas en las que nos podemos centrar para conseguir los objetivos propuestos en cada una de ellas. Para explicarlo correctamente, los especialistas de marketing hablamos de lo que se conoce como el embudo de conversión o el funnel de conversión, esto es, el embudo que determina las distintas fases por las que tiene que pasar cada uno de los usuarios para cumplir un determinado objetivo.

Generalmente, el embudo de conversión se divide en tres etapas: Top of the Funnel (TOFU), Middle of the Funnel (MOFU) y Bottom of the Funnel (BOFU), términos de sobra conocidos por los especialistas en marketing y en los que profundizaremos más adelante en nuestro blog. 

 En estas etapas encontramos una inicial en la que se promueve el interés por la empresa y sus servicios (dándose a conocer); una segunda de impulso para iniciar el proceso de compra y transmitir mayor confianza; otra de transformar ese interés en ventas (haciendo promesas), para terminar finalmente en la etapa de consumo, en la que se requiere crear nuevas ventas y sellar relaciones duraderas con el usuario (cumpliendo promesas).

En resumidas cuentas, respecto a la actuación del usuario distinguimos 5 fases principales en el embudo de conversión:

  • Adquisición: Una fase consistente en dar a conocer nuestro centro médico en el medio online.
  • Activación: Para ir ganando poco a poco el interés y la confianza de los usuarios por nuestra organización
  •  Retención: En ella el objetivo es obtener una fidelización
  • Venta o conversión principal: Por ejemplo, que el usuario solicite la cita o que el paciente adquiera un determinado tratamiento médico para poder monetizar los beneficios.
  • Referencia: Es el servicio vinculado a la postventa para tratar de que los usuarios nos recomienden y vuelvan a contar con nuestros servicios.

Con ello concluimos que, para conocer los puntos clave en los que debe asentarse una buena gestión de marketing online en el sector médico, debemos partir de tres puntos fundamentales: la configuración previa del servicio, el contenido de la oferta y, no menos importante, la gestión de la imagen y la comunicación.

Continuando con nuestra guía de marketing online para médicos, próximamente te explicaremos qué es y cómo funciona el branding para médicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.